CBD y la menstruación: La historia de Jenny

cbd y menstruacion

Jenny Oh es una artista de Los Ángeles que ha sufrido el síndrome premenstrual y la endometriosis durante la mayor parte de su vida. Aquí nos cuenta cómo aprendió a controlar sus síntomas, a cuidar de su cuerpo y a llevar una vida holística y saludable.

¡Hola Jenny! Empecemos por el principio; cuéntanos un poco sobre ti y tus problemas con el síndrome premenstrual.

Soy originaria de Los Ángeles, y pasé la mayor parte de mi tiempo creciendo aquí. Me mudé a la ciudad de Nueva York en 2010, y pasé cerca de 10 años allí. Me mudé de nuevo a LA en 2019, y trabajo en el centro de Los Ángeles (DTLA) en el Distrito de las Artes. Sufrí un severo síndrome premenstrual durante la mayor parte de mi adolescencia y me diagnosticaron endometriosis en 2015, y adenomiosis.

¿Puede dar una breve explicación de la vida con adenomiosis?

Es bastante incierto lo sensible que puedo llegar a ser con los síntomas. Desde que he cambiado a un sentido más holístico de la atención, hay algunos días en los que algunos síntomas son más graves que otros. Intento controlarlos mejor con acupuntura, cambios en la dieta y suplementos, incluido el CBD.

Oferta de bienvenida

Sólo para nuevos clientes, ofrecemos el siguiente código para un 12% de descuentoen tu primer pedido.
* Válido para todos los productos de Nordic Oil

Aceite de CBD 15%
Icons/UI/fast-delivery Entrega rápida
Icons/UI/plant Hecho por la naturaleza
Icons/UI/security Pago seguro

¿Cómo ha sido su experiencia con el SPM?

Mi experiencia con el síndrome premenstrual ha sido un reto. He estado desequilibrada hormonalmente durante la mayor parte de mi vida, por lo que los síntomas que tengo con el SPM realmente lo exacerban.

Siempre he sufrido cambios de humor, depresión, migrañas, dolor de espalda, náuseas, ansiedad, acné e insomnio, por nombrar sólo algunos. En el bachillerato o instituto, recuerdo haber perdido días de clase por no poder controlar mis síntomas para sentirme cómoda para aprender.

Para ayudar a tratar mi endometriosis, mi médico me recetó varios medicamentos. La mayoría de ellos eran bastante fuertes y tenían importantes efectos secundarios que me hacían sentir aún peor. Decidí que tenía que reevaluar lo que le estaba haciendo a mi cuerpo.

Jenny Oh Experiencia CBD
Jenny Oh y su experiencia con el CBD

¿Has probado algún método alternativo a los fármacos? ¿Cómo ha sido este proceso de encontrar lo que mejor funciona para ti?

Al buscar métodos alternativos de curación, he tenido que dejar de lado las abrumadoras visitas a médicos y especialistas, y más bien escucharme a mí misma, y aprender sobre mi cuerpo. Intenté probar el CBD en 2016, con diferentes marcas que pude encontrar ( por ejemplo, wildflower, Notpot, Foria, Sagely, Papa y Barkley). Con las medicinas alternativas, la dosis y la consistencia ofrece más gestión y mantenimiento, que tomar medicamentos con receta. Así que, durante ese tiempo en NYC, fue muy difícil para mí mantener esta rutina de manejo del dolor, y el bienestar general. Me las arreglé lo mejor que pude, pero en 2019 me mudé a Los Ángeles, donde tanto la marihuana medicinal, como el CBD fueron legalizados, y pude encontrar mejores cepas de medicación, y productos especializados en lo que buscaba.

¿Cómo es un día típico de autocuidado para ti?

Cada persona que sufre de endometriosis tiene una manera diferente de cuidarse. Para mí, este autocuidado no es sólo uno a la semana, un domingo, con una mascarilla, un baño de infusiones, sino que es la gestión y el mantenimiento que necesito a lo largo de la semana para estar equilibrada y no sentirme tan agotada.

Para mi bienestar, lo que ha cambiado todo ha sido el aceite de CBD de 2000 mg (20%). Si mis síntomas son más graves, hablo con mi médico y lo combino con medicamentos de venta libre. Tomo una de las cápsulas blandas de CBD con 16 mg al menos dos veces al día. Suelo empezar el día con 20 ó 30 minutos de pilates y estiramientos. Los baños me ayudan a suavizar y calmar el sistema nervioso, así que suelo tomar baños de sales de espuma de CBD. Para mí, la almohadilla térmica está junto a mí en todo momento, o llevo los parches de calor que se pueden pegar en el cuerpo para un alivio de emergencia. Todas las noches me aplico el gel THOR en la zona del bajo vientre y la espalda, y tomo el aceite de CBD de 2000 mg.

¿Qué has aprendido sobre cómo cuidarte desde que usas el CBD?

Creo que es importante ser capaz de escucharse a sí misma, y aprender honestamente sobre su cuerpo. Una vez que empecé a dar prioridad a mi salud y a encontrar formas de cuidarme de verdad, todo cambió. Aprendí a entender que tener esta enfermedad significa que tengo que tener valor. Cuando tomo CBD, me da ese impulso extra de confianza en mí misma, de que voy a salir adelante.

Los consejos de Jenny:

Añade CBD a tu baño: según mi experiencia, añadir aceite de CBD al agua caliente hace maravillas para la fatiga física. Si tienes una ducha, aplicarse el aceite y darse un baño de vapor puede tener el mismo efecto que un largo baño.

Aplicar tópicamente: hasta la fecha, no estoy segura de que haya habido algo mejor que darme un pequeño masaje en el vientre en la mañana de un dolor insoportable por el síndrome premenstrual o los calambres. Si se incluye el CBD se puede notar el alivio en cuestión de minutos, con un resultado duradero de 2 a 3 horas.

Conecte con otros usuarios de CBD en Facebook
¿Quiere beneficiarse de la experiencia de otros usuarios del CBD?¿Tiene preguntas sobre el CBD? Hay un grupo activo de CBD en Facebook.

Publicado por Valentina Baena Aguirre

Valentina es originaria de Bogotá, Colombia, y le apasionan los idiomas y la comunicación. Después de obtener su maestría en Lingüística y Filología en la Universidad de Toulouse, su misión ahora es relacionarse con personas de diversos países e idiomas de Europa, y lo que más la llena es poder ayudar a tanta gente gracias al CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *